martes, 12 de junio de 2012

Gracias por estas 500.000 visitas y estos cuatro años

La fragua de Vulcano. VELÁZQUEZ
A punto de cumplir cuatro años, acabo de darme cuenta que en este tiempo Línea Serpentinata ha recibido medio millón de visitas, muchas más de las que jamás pude imaginar cuando nació. Han sido cuatro años de trabajo intenso, sacando tiempo de donde no lo hay, pero han sido también cuatro años enormemente gratificantes, en los que no he dejado de aprender (y no sólo arte), ni uno sólo de los días en que me he puesto delante del ordenador a escribir.

Cuatro años que han dado para mucho, he retomado el contacto con antiguos compañeros de universidad, con compañeros de trabajo de los que hace años que no sabía nada, me he reencontrado con antiguos alumnos e incluso con algún familiar a quien hace tiempo que no veo; y también he conocido a mucha y muy buena gente de lugares muy distantes, que me han escrito pidiendo información sobre algún cuadro, bibliografía, algún detalle de algo que había escrito, o simplemente, decirme que le había gustado lo que había contado, otros incluso han tenido la amabilidad de invitarme a participar en sus proyectos, como Luis José Cuadrado, de la Revista Atticus. Me habéis hecho reír y sonreír con algunos correos y comentarios, que he recibido; y eso, para mí, tiene mucho valor.

Para muchos los tiempos que corren son dramáticos, y para otros que no llegan a ese grado, no son fáciles, para los profesores tampoco, y si somos de la enseñanza pública menos aún. Cuando me decidí a escribir este blog me propuse  hablar en él nada más que de Historia del Arte. No es que no tenga opinión ni interés sobre otros temas que me preocupan, como la política, la educación o la economía. Todo lo contrario,  ¡vaya que si la tengo!, pero decidí expresarla en otros foros distintos. A veces dudo si hago bien. No ha sido fácil, no me lo han puesto fácil en estos años. Aquellos que dicen que hay que respetar y valorar nuestro trabajo, el de los profesores, son luego los primeros que no dudan en hacer justamente lo contrario cuando pretenden intentar justificar así su propia incapacidad. Hemos recibido ataques brutales por algunos de ellos, se nos han ido  exigiendo sacrificios continuos, uno detrás de otro, cada uno de ellos como si fuera el primero y no hubiera habido ninguno antes. Esos mismos sacrificios que, curiosamente, ellos no están dispuestos a hacer, para asumir lo que sólo es responsabilidad suya y no nuestra. No creo que haga falta ni decir nombres, y los hay de todos los colores. 

Cada vez que he sentido uno de esos ataques he pensado en la cantidad de horas de trabajo, de esfuerzo, de entrega y de generosidad, que hay detrás de un blog, y de verdad que no lo digo pensando en mí, que también las invierto, sino en todos aquellos que empezaron antes que yo y cuyo ejemplo me animó a mí mismo a intentar hacer algo parecido, como el recordado Juan Diego Caballero en Enseñ-arte, Antonio Martínez en Iniciarte, o Javier Ridruejo en Locus Amoenus, y el de tantos otros que empezamos a caminar  casi a la vez en este universo virtual, como Alfredo García en Algargos, Paco Hidalgo en Arte Torreherberos, Pilar Álamo en Color y Forma, Ana en Arel-Arte, ... y podría seguir y seguir nombrando. Y sin esperar ningún reconocimiento a cambio, porque no lo hay, ni económico, ni como mérito académico, ni formativo, ni nada de nada. Aquí sí que tiene sentido decir que hacemos lo que hacemos por amor al arte (disculparme la frase fácil). El único reconocimiento que cabe esperar son vuestras palabras de ánimo y de aliento, vuestras visitas al blog y la propia satisfacción personal por el trabajo que hacemos aquí.

Voy a terminar recordando una visita al blog que me emocionó especialmente, la de un albañil que me escribió contándome que de niño no pudo ir a la escuela, y ahora, de mayor, sus ganas de aprender y algún nieto, le condujeron hasta esta página y no quiso pasar por ella sin darme las gracias, porque se valía de personas como yo, me contaba, que comparten sus conocimientos, para aprender. Eso mismo hago yo, le contesté, valerme de todos vosotros para aprender, así que gracias a usted, gracias a todos vosotros por compartir este espacio conmigo. Aquí estaré y aquí os espero, ojalá que por mucho tiempo.

Os dejo un regalo de cumpleaños modesto, uno de mis cantantes favoritos, Bruce Springsteen, en una canción llena de esperanza para los tiempos que corren, a ver si ahuyentamos los nubarrones y vuelve a brillar el sol.

7 comentarios:

Anarkasis dijo...

de nada, honbre. A ver si le ponemos otro 0

Anarkasis dijo...

¡hoMbre! a mi si que van a poner un cero pero sin natural delante

Ana dijo...

Gonzalo, suscribo todo lo que expresas en tu entrada. Como sabrás tu blog es uno de mis puntos de referencia.
Creo que empezamos casi a la vez este recorrido virtual y también para mi ha sido un disfrute y un estímulo.
Gracias por citarme y espero que todos sigamos intercambiando conocimientos. La cultura es algo que no nos pueden arrebatar.
Saludos

teresa dijo...

Yo he pasado por tu blog varias veces y he escrito algo, para mi es un blog de referencia. Enhorabuena por tus cuatro años.
Yo creo que es estos tiempos oscuros tenemos que expresar lo que sentimos. No sabes lo que me duele el insulto permanente a los profesores, maestros de nuestra enseñanza pública. Qué error incalculable.
Yo también tengo un blog de libros y de vez en cuando expreso mi estupor ante lo que está pasando.
De nuevo enhorabuena
Teresa

Hrod-Berth dijo...

Mi más sincera enhorabuena a uno de los mejores profesores que he tenido, de un antiguo alumno que ahora estudia Historia del Arte.

PACO HIDALGO dijo...

Gonzalo: en primer lugar felicitarte por este medio millón de visitas y estos casi cuatro años ininterrumpidos de mucho y del mejor arte. Arte que tanta falta nos hace para endulzarnos los duros tiempos por los que corremos. Últimamente estoy bastante desmotivado y con cierta apatía, pero comprendo que los alumnos/as y las personas que de buena fe entregan su tiempo en espacios para aprender, no tienen la culpa de que se nos traten como lo hacen quienes hemos depositado nuestra confianza y nuestro voto para que nos dirijan; en fin, allá ellos.
La recompensa de nuestro trabajo en el blog es ver como algunos alumnos llegan más facilmente a los objetivos marcados, como sirve nuestro trabajo a otros compañeros y a otros alumnos en general, y como personas ajenas a este mundo puede disfrutar con los textos, imágenes, videos o enlaces que ponemos, nada más: no queremos ni publicidad, ni dinero ni puntos en los respectivos concursos, con la gratitud de ellos y el hacer las cosas por el bien de otros estamos suficientemente pagados.
Te agradezco tu mención a ArteTorreherberos, pero no se puede comparar este espacio con el tuyo, que fue, junto a Enseñ-arte del recordado Juan Diego y Locus Amoenus, mis espacios de referencia para comenzar mi andadura por la blogsfera.
Espero que podamos continuar juntos por la misma senda, y que los recortes y los ataques indiscriminados no nos hagan arrojar la toalla. Vuelvo a felicitarte nuevamente y te envio un fuerte y sentido abrazo.

Gisela E. Chillida dijo...

Enhorabuena! Me gusta mucho tu blog. Actualmente es difícil mantener el entusiasmo y la pasión por la enseñanza, por eso páginas como esta son necesarias: nos hacen cada día un poco más sabios.

Related Posts with Thumbnails