martes, 1 de mayo de 2012

JOSEFA TOLRÀ, una desconocida en el Reina Sofía

JOSEFA TOLRÀ. El gran genio llamado a la tierra prometida (1953). Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid


Puede uno pensar que en los grandes museos del mundo sólo exponen su obra los grandes pintores y escultores, los que pueblan las páginas de los libros de texto, de las grandes monografías, los creadores de los grandes iconos del arte. Sin embargo, no siempre ocurre así y, a veces, entre las estrechas rendijas que dejan los legados colosales de Picasso, Gargallo, Millares o Antonio López, por poner algún que otro ejemplo ilustre, se deslizan silenciosamente, casi sin hacer ruido, otros, cuyo nombre y, no digamos su obra, son prácticamente desconocidos, no sólo para el gran público, sino también para los que ya están algo iniciados en el mundo del arte.


JOSEFA TOLRÀ. Maestro. La inteligencia (1947). Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid

En una reciente visita al Reina Sofía de Madrid, en la sala 401, captaron mi atención las formas ingenuas y coloristas de un grupo de seis cuadros que se exponían juntos, unos al lado de los otros, como niños cogidos de la mano, temerosos de perderse en las vastas salas del museo pobladas de obras y visitantes. Cuando me aproximé a ellos mi interés fue en aumento. Se trata de unas pinturas hechas con materiales muy modestos, lápices, rotuladores de colores y tinta china, según el caso, sobre papel o cartulina; materiales más propios de un escolar que de un pintor profesional pudiera pensarse, al igual que el trazo infantil de los dibujos, poblados de flores, animales, estrellas y figuras humanas de ojos almendrados, orientales, que fijan poderosamente su mirada sobre el espectador, que queda atrapado en el ritmo ondulante de las líneas que giran, la fuerza expresiva del color y la densidad barroca de los detalles que cubren la superficie.


JOSEFA TOLRÁ. Paisaje marino. Costas de Noruega (1954). Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid.


La condición de mujer de su autora constituyó otro foco de interés más para mí, ya que, a pesar de ser un centro de arte contemporáneo, apenas superan la decena las pintoras que exhiben allí su obra, e incluyendo a las fotógrafas, no alcanzan la veintena. Su nombre, Josefa Tolrà, sin embargo, apenas me dice nada en aquel momento, así que después de admirar sus cuadros y fotografiarlos, apunto mentalmente la obligación de buscar algo sobre esta pintora catalana que vivió entre 1889 y 1954. La información de la sala del museo se limita a decirnos que fue una pintora de imaginación desinhibida, desplegada desde su reclusión psiquiátrica, y que su obra llamó la atención desde finales de los años 40 del grupo Dau al Set, fundado por los pintores Modest Cuixart, Joan-Josep Tharrats, Joan Ponç y el recientemente fallecido Antoni Tàpies y los escritores Arnau Puig, Juan Eduardo Cirlot y Joan Brossa. En el momento de su fundación, en 1948, todos ellos se sentían fuertemente atraídos por el surrealismo onírico de Joan Miró, el dadaísmo, el existencialismo y una cierta preocupación social. El grupo representa mejor que ningún otro la eclosión de lo que ha dado en llamarse magicismo plástico, por lo que no tiene nada de extraño el interés que despertò en ella el extraño universo de Josefa Tolrà.

JOSEFA TOLRÀ. Planetas que circundan el sol (1940-50). Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid


Sin embargo, mis intentos de profundizar en la figura de Josefa Tolrà han resultado infructuosos, y es muy poco lo que he podido averiguar sobre ella. En la segunda mitad de los años 50 del pasado siglo se inicia en Cataluña un movimiento de recuperación de la cultura catalana, es en él en el que Enric Ciurans enmarca la exposición de la obra de Josefa Tolrà que se hizo en 1956 en la Sala Gaspar, patrocinada por el Club 49, y de la que escribió un texto de presentación el crítico de arte Alexandre Cirici Pellicer. Sobre la pintora, dice Ciurans que era una medio payesa analfabeta de Cabrils que, durante sus momentos de tránsito, hablaba de arte y filosofía mientras pintaba sus extrañas figuras de fluidos cósmicos.

JOSEFA TOLRÀ. Inspiración (1946). Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid


A partir de esa breve información orienté mi búsqueda hacia lo que Jean Dubuffet calificó como art brut (arte bruto o arte marginal), denominación bajo la cual ampara la producción de una serie de creadores que están fuera de los circuitos habituales de formación y difusión, la mayoría de ellos enfermos psiquiátricos recluídos en instituciones mentales, pero también ancianos, solitarios e inadaptados en general. Tienen en común que todos son inexpertos en el arte, autodidactas y que, en muchos casos, ignoran no sólo otras formas de expresión artística diferentes a las suyas propias, sino tan siquiera la existencia de museos. Dubuffet definió este tipo de arte como "producciones de toda especie, dibujos, pinturas, bordados, modelos, esculturas, etc. que presentan un carácter espontáneo y fuertemente inventivo, que nada le deben a los padrones culturales del arte, y que tienen por autores a personas oscuras, extrañas a los medios artísticos profesionales". Estas manifestaciones artísticas están fuertemente imbuídas de un primitivismo espontáneo.


JOSEFA TOLRÀ. Personajes y animales (1945). Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid.

Por lo que vemos y sabemos de Josefa Tolrà resulta tentador incluirla dentro de esta forma de expresión, que parece ajustarse a su trayectoria vital y artística. Así que, aunque su presencia en museos parece ser muy escasa, he localizado dos dibujos suyos  titulados Fantasía taurina, en el Museo de Arte Moderno Lille Metropole, en Villeneuve-d'Ascq, procedente de la Colección L'Aracine, una de las mejores, junto con la de Lausanne, de art brut en Europa.

Bien, pues si alguno puede añadir algo más de información sobre esta pintora, estaré encantado de ampliar esta entrada, y si os interesa el art brut, este trabajo de Ramón Almela, en Homines, es una buena oportunidad para conocerlo un poco más.

14 comentarios:

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Estupenda llamada de atención, Gonzalo. Los museos están llenos de pintores que hemos dejado de ver, por saturación... Otro ejemplo, sobre el que me llamó la atención J.A.Martel, el pintor de Ubrique, es Muñoz Degrain, que tiene cuadros en El Prado.
Un abrazo.

Gonzalo Durán dijo...

Muy oportuno e interesante el apunte que haces sobre Muñoz Degrain, del que también hay varias obras en el Museo Carmen Thyssen de Málaga, cuya visita ofrece la oportunidad de calibrar hasta qué punto los pintores españoles de finales del XIX y principios del XX, asimilaron de manera admirable las novedades que iban llegando de Francia. Todo un descubrimiento, al menos para mí, que me ha hecho mirar de otra manera, más generosa y no exenta de admiración, un período de la historia del arte de nuestro país, tradicionalmente denostado.
Aprovecho para mandarte un abrazo y darte la enhorabuena por la presentación de tu último libro en Sevilla y la entrevista que publicó ayer el suplemento El Cultural del periódico El Mundo, que dejo aquí para quien aún no la haya leído:
http://www.elcultural.es/noticias/BUENOS_DIAS/3107/Benitez_Ariza

Manuela dijo...

Gracias por toda la información,desconozco por completo el trabajo de esta artista que me ha interesado muchísimo.
Un saludo

Antrophistoria dijo...

Invitación para hacerte seguidor de Antrophistoria, un espacio sobre historia, arqueología, antropología y otros temas relacionados. Si te interesa, búscanos y síguenos. También estamos en facebook y en twitter.

Un saludo!!

antrophistoria.blogspot.com

OLiva dijo...

Hola, ayer fui al Reina Sofia y preste atención a la obra de esta autora, me gustaria conocer algo de su biografía.

OLiva dijo...

Hola, ayer fui al Reina Sofia y preste atención a la obra de esta autora, me gustaria conocer algo de su biografía.

Gonzalo Durán dijo...

Pues me temo que no puedo decirte nada más que lo que ya dije en la entrada. Habrá que seguir esperando, aunque creo que no demasiado. Un saludo.

Àlvar dijo...

No se si sabes que se està preparando una exposición en Mataró comisariada por Pilar Bonet i Dani Motlleó....se inaugurarà el 21 de diciembre, y creo que habrà obra de ella procedente de 3 Museos internacionales.

Gonzalo Durán dijo...

Muchísismas gracias por la información Àlvar. No tenia ni idea.Saludos.

Alvar Calvet dijo...

Gonzalo, Oliva, etc. Soy Àlvar Calvet. Os adjunto un link donde hay diversos artículos en relación con la extraordinaria exposición que se inauguró este viernes en Mataró. Los dibujos increibles, los temas tambien, el personaje increibles. Se han digitalizado dos libretas de Josefa en las que tu puedes ir pasando páginas y ampliar el tamaño de los contenidos (textos y dibujos). Un par de vídeos (uno muy íntimo donde habla la sobrina de Tolrà y otro en el cual Joan Brossa hacía referencia a la autora. Espero que pronto se pueda editar un catálogo.

http://josefatolra.wordpress.com/

Gonzalo Durán dijo...

Alvar, te agradezco mucho la nueva información sobre la exposición de Mataró y el enlace, que aportan algo de luz sobre esta pintora. Un saludo afectuoso.

Anónimo dijo...

A Josefa la conocí en mis años infantiles,casualmente ví sus dibujos en Telenoticias,quedé muy sorprendido y antes de hablar el locutor los identifiqué de inmediato
Fué como entrar en el tunel del tiempo,aquella masia,su marido Jaume, una hija solter ,todo queda muy lejos,recuerdo que asistí a su entierro a mi familia nos regaló un dibujo suyo

Recordar el pasado dijo...

A Josefa la conocí en mis años infantiles,casualmente ví sus dibujos en Telenoticias,quedé muy sorprendido y antes de hablar el locutor los identifiqué de inmediato
Fué como entrar en el tunel del tiempo,aquella masia,su marido Jaume, una hija solter ,todo queda muy lejos,recuerdo que asistí a su entierro a mi familia nos regaló un dibujo suyo

Alvar Calvet dijo...

Soy Àlvar os adjunto nuevos links
http://www.tv3.cat/videos/4863912/Josefa-Tolra-Pepeta-la-pintora-medium

http://josefatolra.wordpress.com/

Related Posts with Thumbnails