viernes, 16 de enero de 2009

Google Earth nos acerca el Museo de El Prado

La conocida y popular herramienta de mapas de Google no deja de sorprendernos una vez más. Primero fueron sus impresionantes imágenes cartografiando todo el planeta, a las que, casi sin tiempo para asimilar su grandeza, empezaron a incorporar fotografías y otras utilidades. Luego, los amantes del arte pudimos recrearnos con sus fantásticas recreaciones en 3D de algunos de los edificios más emblemáticos de la historia y movernos a nuestras anchas por ellos, arriba, abajo, alrededor, incansablemente.

Ahora han puesto en la red un proyecto pionero con imágenes de super alta resolución (14.000 millones de píxeles) de catorce de las obras más emblemáticas de la pinacoteca madrileña, de ahí que el título de esta entrada no sea únicamente una imagen literaria, sino una imagen literal, porque eso es lo que ha conseguido la tecnología de Google, acercarnos como nunca antes a la obra de arte. Hay museos y obras que ni siquiera en su presencia pueden verse con ese nivel de detalle.

Los escogidos han sido Rembrandt, Durero, Goya, Rafael, Tiziano, Ribera, El Greco, Van der Weyden, El Bosco, Tiépolo, Fra Angelico, Juan de Flandes, Velázquez y Rubens. Nunca han podido verse sus pinturas, ni las de ningún otro, con tanta proximidad y nitidez. Sólo resta, para sentirnos realmente junto a ellas, la emoción que el contacto directo provoca en nuestra percepción de la obra de arte, y que es insustituible; tampoco ninguna fotografía es capaz de transmitir la luz y el color del pintor; pero todo lo demás, que no es poco, lo tenemos en estas imágenes.
Impresiona recorrer el dibujo dejado sobre el lienzo de los pinceles de Rubens; advertir el espesor de la pintura creando efectos de una modernidad extraordinaria en Rembrandt; descubrir la descomposición de la forma en Velázquez, El Greco, Goya o Tiépolo; las suaves transiciones cromáticas de Tiziano y Ribera; la precisión del dibujo en El Bosco; la pureza de la luz clara en Fra Angelico; la transparencia nacarada de las lágrimas de las doloridas Vírgenes de Van der Weyden y Juan de Flandes; o la proximidad de las miradas inquietantes de Durero y Rafael.

Realmente es algo espectacular, y lo mejor es verlo por uno mismo. Si aún no teneis descargado el programa Google Earth, ahora es el momento, no espereis ni un minuto más.

También en youtube podeis ver el making off de este logro tecnológico.


Related Posts with Thumbnails