sábado, 20 de septiembre de 2008

¿Lo feo duele?



Hojeando la prensa me encuentro hoy con esta noticia. En la Universidad de Bari, en Italia, un grupo de investigadores ha llevado a cabo un experimento sobre la incidencia que puede tener la contemplación de una obra de arte sobre el dolor físico.

Según leo, el experimento consistió en que doce estudiantes de ambos sexos, eligieron una serie de cuadros que consideraban bellos y otros que consideraban feos, entre un total de 300 obras. A continuación, sobre un panel negro se proyectaban las imágenes seleccionadas, al tiempo que con un láser, los estudiantes recibían sobre los dedos una sensación similar a la de un pinchazo de un alfiler. Al parecer, según se tratase de una obra "bella" o de una obra "fea", la sensación de dolor disminuía o aumentaba aproximadamente un tercio respectivamente.

Entre las obras consideradas bellas estaba el "Nacimiento de Venus", de Botticelli, alguna bailarina de Degas, y la "Noche estrellada" de Van Gogh.
En el grupo de las feas encontramos un autorretrato de Picasso y varios personajes hinchados del colombiano Botero.



¿Será verdad, entonces aquello que tantas veces hemos dicho coloquialmente de que lo feo duele? Como siempre lo mejor es juzgar por uno mismo.

6 comentarios:

Fantômas dijo...

Buen blog che! Te invito a darte una vuelta por el mío, creo que te puede llegar a interesar por las cosas que veo que posteás (y de paso si querés intercambiamos enlaces).

Mi blog, principalmente sobre música, lo podés encontrar acá:

Soy del Montón

Y también hace poco inauguré un foro en el que quizá te interese participar:

Soy del Montón Foro

Un abrazo.

José Manuel Benítez Ariza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
José Manuel Benítez Ariza dijo...

Gonzalo, a mí no me cabe la menor duda de que lo feo duele. Posiblemente muchos de los horrores del siglo XX podrían explicarse desde la propensión que ese siglo mostró por la fealdad. Y me llama la atención la simpatía que muchos partidarios de ideologías totalitarias sienten por ciertas fealdades con mensaje.

Andrea dijo...

Buenas;
soy la hermana de uno de sus alumnos en el instituto, que como sabe que me gusta bastante todo lo relacionado con la cultura en general me pasó su enlace. Su blog me parece genial (y el titulo es buen gancho), me recuerda cuando yo aún estudiaba Hª del arte.

A parte, le dejo este comentario porque quería preguntarle una curiosidad que me temo no coincide con el tema de la última entrada (pero no encontraba un lugar general donde hacerlo...). Qería saber cómo se llama y cuál es el autor del cuadro que usted ha colocado como encabezado para su blog (es decir, el de la mujer desnuda medio de espaldas al espectador). Siempre me ha gustado pero aún no sé ni esos datos básicos.

Pues un saludo y mucho ánimo con el blog.

Gonzalo Durán dijo...

José Manuel a mi también me lo parece, lo feo duele. Es curioso lo que dices de las ideologías autoritarias y las fealdades con mensaje.

Andrea, gracias por escribir y por los ánimos. El cuadro de la cabecera es "La gran odalisca", de Ingres, está en el Louvre. Tenía pensado haber escrito algo acerca de él, a ver si lo hago dentro de unos días.

Juan Diego dijo...

Gonzalo, te quería escribir este comentario desde hace tiempo, pero por culpa del ratón defectuoso de mi ordenador no he encontrado el momento,ya se sabe como son estos chismes, jeje...
Cuando vi esta entrada me sorprendió no ver la obra de Quentin Massys denominada "La duquesa fea", cuando vi por primera vez esta obra pensé que sería una especie de obra con estilo de caricatura o algo así, tras informarme bien descubrí que la obra es fidedigna al modelo, la retratada sufría una enfermedad denominada como la enfermedad de Paget (en honor a su descubridor James Paget) que le producía una deformación facial.
Se creía que Massys copió a Leonardo Da Vinci en su estilo caricaturesco en esta obra, esa teoría queda descartada, Leonardo o uno de sus seguidores tomó como inspiración la obra de Massys para otros modelos.
Tras su paso por el Museo del Prado de Madrid, esta obra puede visitarse en el National Gallery de Londres. Pues bueno, ahí queda eso, para los amantes del arte o para los morbosos que quieran ver a una mujer grotesca... Espero que les resulte interesante.

Related Posts with Thumbnails